Campeonato Mundial de Motociclismo

Ducati nunca rodó tan feliz, acaba de ganar el Campeonato Mundial de Superbikes con Alvaro Bautista a los mandos y un italiano, Pecco Bagnaia (1), ha sido, con esa moto italiana, Ducati, el campeón número 29 del 74 Campeonato del Mundo de Motociclismo que se inició en 1949. Umberto Masetti (2) lo hizo por primera vez en 1950, cuando ganó con la Gilera. Pero fue Giacomo Agostini (8) quién, con una MV Augusta, lo repitió 7 veces con aquella moto, desde 1966 hasta el de 1972, el último año en el que había ganado un italiano con una moto italiana.

En aquel 1949 en el que empezaba el Campeonato del mundo de Motociclismo, las motos inglesas rodaban orgullosas, fardando de potencia y presencia. Y el británico Leslie Graham (1) campeonó sobre la inglesa AJS. Pero había una marca italiana, Gilera, que se rebelaba para poner en el circuito una cuatro cilindros prácticamente invencible.

Sin embargo, Geoff Duke (4), un piloto fantástico, era capaz de ganar con una moto menos potente, aunque eso sí, con el estupendo bastidor de la Norton que ganaría el Campeonato del año 1951. Masetti lo volvería a ganar para Gilera en el 52, pero la marca italiana decidió que la mejor moto debía montarla el mejor piloto y fichó a Duke para ganar los tres siguientes. Gilera empezaba a tener problemas y MV Augusta, que había fichado a otro de los grandes, John Surtees (3), se llevó el de 1956 con la extraordinaria tetracilíndrica que ganaría 13 campeonatos consecutivos, hasta 1974.

En 1957, otro italian, Libero Liberatti (1), ganaría el último campeonato para Gilera,y ahí empezó la dictadura que MV Augusta impondría, con su fenomenal tetracilíndrica, una tremenda dictadura. Surtees ganaría los tres siguientes y en 1961 sería Gary Hocking (1) para que otro fenómeno, Mike Hailwood (4), ganase consecutivamente los cuatro siguientes. MV Augusta tenía la mejor moto y fichaba a los mejores pilotos, así que en 1966 Agostini se subió a la MV y se hartó de ganar campeonatos, hasta 7 consecutivos.

Cansado de ganar con MV, en 1975 fichó por Yamaha y ganó el de 1975. Hoy día sigue siendo el piloto que más títulos ostenta en la máxima categoría de velocidad sobre dos ruedas, nada menos que 8 contando su victoria con la marca del diapasón, la primera de una marca japonesa que marcó una nueva etapa en la que las marcas niponas se llevarían los siguientes 29 campeonatos mundiales.

Barry Sheen (2), gran piloto y probablemente el pionero en eso de convertir en mediático al motociclismo de la época, ganó con Suzuki los dos siguientes. Pero Yamaha fichó a un marciano, Kenny Roberts (3), para ganar los tres siguientes.  Suzuki repetiría en 1981 y 82 con los italianos Marco Luchinelli (1) y Franco Unicni (1) respectivamente.

Entonces, en esta década de los 80´s, cuando aquí en España ya retransmitían las carreras por la tele y el motociclismo iba sumando seguidores de la mano de Ángel Nieto y Ricardo Tormo, una legión de pilotos del continente norteamericano iban a dominar el cotarro conduciendo aquellas increíbles máquinas de dos tiempos y de 500 cc como lo hiciese el pionero Kenny. Freddy Spencer (2) ganaría el primer campeonato mundial para Honda en 1983 y lo volvería hacer en el 85, pero en el 84 otro de los grandes Eddie Lawson (4) lo hacía para Yamaha, igual que en el 86, 88 y 89, dejando el del 87 para el australiano Wayne Gardner (1), también con Honda.

Honda y Yamaha, con permiso de Suzuki, peleaban duro en aquellos tiempos y la diferencia la marcaba el piloto. Yamaha encontró otro diamante, Wayne Rainey (3), para ganar tres campeonatos consecutivos inaugurando así la década de los 90,s. Entonces apareció el tejano Kevin Schwantz (1) y se llevó el de 1993, aunque ambos tuvieron que claudicar ante el extraordinario Mike Doohan (5) que le daría a Honda los cinco siguientes para que en 1999, Alex Crivillé (1), sobre la misma Honda, se convirtiese en el primer piloto español en campeonar la máxima categoría.

Para empezar el nuevo siglo, el hijo del marciano, Kenny Roberts Jr (1), ganaba de nuevo para Suzuki y daba paso al espectacular y mediático Valentino Rossi (7) que se llevaría para Honda el último campeonato con motos de 500 cc y dos tiempos, el de 2001. Rossi sería también el primer piloto en ganar la nueva categoría de MotoGp, con la nueva Honda 4 tiempos, aunque repetiría con Yamaha en 2003 y 2004.

En 2006 Nicky Hayden (1) se llevó para Honda un campeonato que bien podría haber ganado Dani Pedrosa y el australiano Casey Stoner (2) lograría romper el dominio japonés ganando el campeonato de 2007 con la Ducati, una flor en el desierto porque las marcas niponas volverían a ganar los X siguientes.

Rossi cerraba su exitosa trayectoria ganando con Yamaha los de 2008 y 2009 para que Jorge Lorenzo (3), sobre la misma Yamaha, se convirtiese en el segundo piloto hispano en ganar la máxima categoría motociclista, en 2010.

Valentino estaba obsesionado por superar a su compatriota Agostini, pero entonces apareció otro extraterrestre, Mar Marquez (6), quién sobre una Honda ganaría seis campeonatos, solo Jorge Lorenzo fue capaz de ganarle en 2015 y luego, tras una fuerte lesión Joan Mir (1), sobre una Suzuki, se convertiría en el cuarto super campeón español ganando el de 2020. Mientras Márquez intentaba sacudirse la plaga de lesiones que le sobrevenían, otro gran piloto Fabio Quarteraro (1), el primer francés en conseguirlo, se llevaba el título de 2021, justo el anterior al de este año en el que Ducati ha vuelto a romper la hegemonía nipona y con un italiano a los mandos ha conquistado su segundo título mundial en esta máxima categoría.

En total Honda a ganado 21 veces el Campeonato Mundial, Yamaha lo ha hecho 18 veces, igual de MV Augusta, Suzuki con 7 superó a Gilera que tiene 6, Ducati ya lleva 2 y las inglesas AJS y Norton uno cada una, en aquellos tiempos primitivos en los pilotos ingleses eran los mejores y 6 lograron campeonar. Con este último título los pilotos italianos ya han conseguido 7 títulos, superando a los ingleses y cerca de pillar a los estadounidenses que han logrado poner a 8 pilotos en lo más alto. España, que se subió a lo alto del podio por primera vez en 1999, tiene 4 pilotos campeones. Australia 2 y Francia con 1 ha igualado a Rhodesia. Solo 7 naciones han tenido un Campeón Mundial de la máxima categoría y solo 3. Inglaterra (2), Italia (26) y Japón (46), han construido motos ganadoras.

El año que viene continuará, sin Suzuki que se retira de la competición y con Aprilia y KTM buscando emular a Ducati, probablemente la mejor moto del momento, para ganarle a los japoneses que volverán a estar entre los favoritos con un Marc Márquez recuperado para intentar igualar a Rossi en títulos y un Quarteraro que ha demostrado ser un enorme piloto pero que necesitará una mejor Yamaha para repetir la gesta.

Números son solo números y como dijo Mark Twain, hay “mentiras, asquerosas mentiras y estadísticas”, la pasión, las sensaciones, las emociones, el esfuerzo titánico de los pilotos, la constancia de los ingenieros por mejorar las mecánicas y lidiar con la electrónica o el arte de los diseñadores para dominar al viento con mejores aerodinámicas, eso difícilmente se explica con números.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s