Motopioneros

Para estar detrás de los Pirineos Barcelona tuvo una industrialización temprana, gracias a la cual los hijos de la nueva burguesía industrial dispusieron de un cierto capital y estudios técnicos para enredarse en otros caminos empresariales al margen del textil. Y una de esas aventuras de auténticos pioneros fue la moto, en un país que disponía de escasas materias primas, menos medios y casi ningún personal cualificado.

Francesc Bonet i Dalmau, fue uno de aquellos primeros ingenieros interesados en la movilidad sobre ruedas. Nacido en la Barcelona de 1840, se sintió atraído por la emergente mecánica y viajó hasta la exposición internacional de París de 1889 en la que acabó haciéndose con tres motores de explosión de la afamada marca Panhar & Levassor.

Fue llegar a Barcelona y liarse para montarlos en algo que se moviese. El más pequeño, de 1 CV, lo montó en un triciclo de su propiedad para convertirlo en el primer vehículo con motor de combustión patentado en Barcelona, solo 3 meses tarde de su excursión a París. Y dejó ojipláticos a los ciudadanos que lo veían circular, a la misma velocidad del caminar humano, que no dudaban en empujarle un poco ante la dificultad de lidiar con algún repecho en el camino.

Aunque Rafael Antrax fabricó, en 1901, un prototipo con motor de explosión a petróleo para ser montado en bicicletas, la primera motocicleta como tal, llegaría pocos años después. En 1903, Miquel Villalví armó un prototipo de lo que puede considerarse la primera motocicleta fabricada en España. De hecho, en 1904 empezó a comercializarlas al precio de 1200 pesetas la unidad.

En el tiempo libre que le dejaba su trabajo en su taller de reparación de bicicletas, Miquel llegó a montar hasta seis VILLALVÍ, construidas de forma artesanal con un motor refrigerado por aire, de 4T y 430 cc que daba 3,5 CV, con válvulas superpuestas, la de admisión automática por depresión, y con transmisión a la rueda por correa de goma. Como la de la foto se conservan dos, una en el Museo de la Ciencia y de la Técnica de Cataluña, en Tarrasa. La otra vete a saber, hasta que cerró se encontraba en el Museo de la Moto de Barcelona.

Con rudimentarias herramientas y la falta de materiales que puedes imaginar, Miquel lo mismo se inventaba un carburador que se metía con la parte eléctrica en la que la chispa para la bujía salía de una pila que habría que reemplazar cuando se gastaba. Pero consiguió unas motos robustas con un aspecto de modernidad envidiable en las que en su espectacular depósito entretubos, en la parte superior, lleva tres llaves para regular el chispazo, el gas y el aire.

El nuevo siglo empezaba fuerte y los barceloneses soñaban con cambiar su carruaje de caballos por un uno de aquellos ruidosos y modernos vehículos a motor. Un tipo indispensable en esta historia motera emergente fue Josep Montpeó, que andaba enredado en importación de bicicletas y acabó construyendo las suyas propias, allá por 1912.

Le faltó tiempo para liarse con las motos, primero comercializó algunas importadas, bajo su nombre, pero tardó poco en construir las suyas propias con motores Blackburne y JAP, además de suministrar a otros fabricantes, ruedas y suspensiones y destacando como reputado fabricante de bastidores.

Barcelona acumulaba iniciativas varias, pero la primera motocicleta en serie construida en España se hizo en Madrid, por un catalán, el emprendedor J. Dalmau que, entre 1918 y 1922, fabricó las RADIO. Fueron motocicletas con motor de 250 cc, dos tiempos y transmisión por correa trapezoidal, muy competitivas en los campeonatos regionales de la época.

Cuando Dalmau echaba la persiana y las RADIO pasaban a la historia, Antoni Serra empezó a fabricar sus fantásticas PATRIA, allá por 1922. Las primeras motos eran de 175 y 250 cc, pero, a partir de 1929, se embarcó en motocicletas más espectaculares y potentes que llegaron a los 1263 cc, de 4 cilindros y 4 tiempos con motor Henderson. Incluso llegó a montar, en 1921, una espectacular 6 cilindros de la que no parece haber mucha información.

Josep Montpeó seguía a lo suyo y fue el primero en importar las NSU alemanas o SUN inglesas cambiando pequeños detalles para adaptarlas al cliente nacional de la época mientras aumentaba su prestigio suministrando bastidores para que otros se enredasen en la aventura de construirse una moto.

Nilo Masó, piloto y mecánico que, en 1924, empezó a fabricar las motocicletas ALPHA, se lió luego con motocarros, triciclos y demás artefactos que equipaba con motores de dos tiempos VILLIERS y DKW de 175 y 250 cc. para acabar convirtiéndose en uno de los principales fabricantes españoles de motocicletas de antes de la Guerra Civil. Después, bajo la marca MV Alpha, entre 1949 y 1951, Masó fabricaría, bajo licencia, las MV italianas de 98 y 125 cc que, por falta de recursos para asumir la demanda, acabaron produciéndose en la fábrica AVELLO, en Gijón.

Otro señalado fue Juli Fusté, también corredor y mecánico, que desde 1929 y hasta que llegó la Guerra, construyó unas 50 motocicletas deportivas con motores Villiers y DKW a los que ponía los bastidores construidos por Montpeó y las comercializaba bajo la marca J.F.C. primero y luego como FUSTÉ, una vez finalizada la guerra civil. 

La cosa ya iba sobre ruedas y otro fenómeno, Miquel Simó, ya había empezado a fabricar, allá por 1928, las SIMÓ. También era mecánico y piloto, oficial de la marca TERROT con las que corrió, entre otras carreras, el Tourist Trophy en 1936.

Y fue el primer constructor en registrar de la primera marca de motocicletas en el Ministerio de Industria: la SIMO, una bonita máquina de 2T cuyo primer modelo, de 1925, tras haber sido restaurado al detalle, se expuso en el Museo de la Moto de Barcelona. . https://www.youtube.com/watch?v=AGoQ_P379QA

Aquellos polvos del primer tercio del siglo XX trajeron estos lodos y Barcelona, que escribió una historia motociclista preñada de marcas y de éxitos, le debe mucho a estos destacados motopioneros que sembraron el futuro.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s