Cómo como contamino

Andamos todos muy preocupados y centrados en el CO2 como principal culpable de las emisiones efecto invernadero y los males del calentamiento global, pero el CH4, conocido como metano, para nada es manco y no deberíamos descuidar su control.

El metano alcanza nuestra atmósfera, además de por la combustión de combustibles fósiles, por generación y pésima gestión de residuos orgánicos y vertederos, las minas abandonadas y, también por la agricultura y la ganadería que no emiten poco. 

Según la reciente publicación en el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) el metano es un gas de efecto invernadero responsable de aproximadamente 30% del calentamiento generado desde la revolución industrial y supone casi una quinta parte de las emisiones globales de gases de efecto invernadero actuales.

Difícilmente lograremos los objetivos de sostenibilidad y limitar el aumento de temperatura global a 1,5º si no nos planteamos, a nivel global, una seria reducción de las emisiones de este gas que, solo en el sector agropecuario, las que provienen del estiércol del ganado y la fermentación entérica, representan alrededor de 32% del total de sus emisiones. La mayoría de las acciones o medidas a emprender no son especialmente caras y aportarían, además de beneficios climáticos, beneficios económicos para las empresas involucradas y de salud para los consumidores.

Según investigaciones lideradas por la Universidad de California (Estados Unidos), incorporar suplementos de algas rojas de la especie Asparagopsis taxiformis a la dieta del ganado vacuno podría reducir las emisiones de metano de estos animales de granja hasta en un 82%.

Pero el futuro nos depara alternativas más disruptivas, cómo la carne de cultivo que se obtiene a través de una muestra de tejido celular de un animal vivo para su producción controlada en un medio in vitro.

El año pasado, Ness Ziona, cerca de Tel Aviv (Israel), un restaurante, The Chicken, fue el primero en ofrecer esta carne cultivada en forma de hamburguesas de pollo elaboradas por la empresa SuperMeat que asegura mantienen intactas todas sus propiedades organolépticas.

Esta alternativa para los que se resisten al veganismo, dio sus primeros pasos hace años y hoy, ha logrado reducir el coste de producción lo suficiente como para poder saltar a los menús con una carne de primera calidad, sin variación genética alguna y sin las nocivas consecuencias para la salud al evitar las enfermedades que se transmiten entre animales y humanos. Además, se evita el sufrimiento del animal en los mataderos y las emisiones de las granjas de animales.

Para no ir tan lejos, aquí, una empresa de San Sebastián, BioTech Foods, ya trabaja desde 2017 en la producción de carne de cultivo, en este caso de porcino. Pero prevé también la de vacuno y aviar al tiempo que lograr simplificar el proceso y crecer en economías de escala para que el producto deje de ser una opción elitista en el menú y alcanzar el bolsillo del ciudadano de a pie.

La alternativa vegana nacional, siguiendo la extendida moda de la carne vegetal, es un nuevo producto saldrá a la venta este verano. Desarrollado por las investigadoras Marta Miguel (CSIC) y Marta Garcés (Universidad Francisco de Vitoria), esta carne vegetal, que se llamará Leggie, se elabora a base de arroz y algarroba, siendo baja en grasas saturadas, sin colesterol y rica en fibra dietética.

El cambio en nuestro modelo alimentario es tan inevitable como necesario y nos propondrá alguna idea más radical, ya me contarás qué opinas cómo la de comer gusanos cómo proteína alternativa. La Unión Europea ha aprobado el primer insecto comestible, autorizando la comercialización del gusano de la harina como nuevo alimento para humanos.

Parece ser que hay estudios rigurosos y una evaluación científica de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), otra cosa será si nuestros gustos y prejuicios alimentarios convierten la iniciativa en un incipiente negocio y los europeos incorporamos a nuestra dieta esta nueva proteína, aunque sea en forma de galletas, pasta o directamente en un cucurucho de estas larvas para ir picando mientras vemos la película de turno.

Bon profit

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s