MV Augusta 750 S, tetra a la italiana

No pocos creen que la Honda CB 750 fue la primera supermoto de 4 cilindros, pero para nada te lo vayas a creer. MV Augusta ya llevaba muchos años ganando carreras en la máxima categoría con máquinas tetracilindricas cuando, impresionó al mundo mundial con esta imponente 750S propulsada por cuatro cilindros en línea que sumaban de 743 cc para ofrecer 65 CV a 8500.

Su italianísima estampa racer con su manillar bajo y estrecho, estriberas bastante retrasadas y su asiento rojo y cafetero, se conjugaban con una transmisión por cardán, mucho cromado en el faro, guardabarros y en sus 4 escapes, más para la galería que para un verdadero rendimiento sport. Pero su freno Grimeca de doble leva, con cuatro zapatas en sus llantas de radios, no dejaban duda alguna de sus intenciones deportivas que su motor traducía en prestaciones suficientes para sobrepasar los 200 km/h pese a sus 230 kg.

Aunque la 750S se presentó por primera vez en la Exposición de Milán de noviembre de 1969, no se puso a la venta hasta finales de 1971. Poco tenía que ver con su hermana anterior, la 600. La belleza de esta tetracilíndrica, con sus colores rojo, blanco y azul, la convirtieron pronto en una máquina tan deseada como valiosa.

Esta MV Augusta respiraba deportividad por todos sus poros y diseño al más puro estilo italiano rematado con profusión de cromados y acero inoxidable.

De alto coste y producción limitada se fabricó desde 1971 hasta 1976 hasta que fue reemplazada por la 750 Sport América, versión también llamada MV Agusta 750 S América en Alemania y MV Agusta 800 S América fabricada desde 1975 a 1977, siempre en cantidades limitadas of course, pero con menos brillo inoxidable, llantas de aleación y precioso carenado integral. El modelo Magni todavía están disponibles bajo pedido especial.

Como podrás imaginar este modelo no es fácil de adquirir, durante la subasta Bonham’s Spring Stafford, a finales de abril de 2018, se adjudicaron unas 400 motocicletas, entre ellas, esta unidad de MV Agusta 750S de 1973, matriculada originalmente en España y con su ITV que alcanzó casi 110.000 euros. Y no pareció cara, el año anterior se había adjudicado otra de 1972, sin matrícula y necesitada de restauración y cariño, por 84.380 libras. O la vendida en Villa Erba (Florida, EEUU) de 1974 que se adjudicó por 101.790 euros.

Pero si tienes pasta de sobra y te interesan las rarezas de MV, esta 750 Twin-Turbo de 1975 se intentó subastar en el Salón Retromóvil, tasada por Art Curial entre los 140.000 y 220.000 euros. No sé por qué, se quedó sin comprador.

El invento, concebido como prototipo, tenía doble turboalimentación, uno para bajas revoluciones y otro para el rango de altas rpm, algo que parece afectaba directamente a la temperatura de funcionamiento y que obligó a recurrir a un revestimiento de plasma para controlarla, tecnología procedente de los motores de cohetes para disipar el calor.

Sus cuatro cilindros en línea daban para 830 cc, con pistones, bielas y válvulas de admisión en aleación de titanio que le permitían alcanzar una potencia máxima de 150 CV a 10.000 rpm y capaz de los 300 km/h.

Nunca llegó a producción y quedó como rara pieza para coleccionistas, aunque parece que tendrá que reajustar su precio para encontrar su sitio en un privilegiado y exclusivo garaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s