Diseño industrial, raíces

La producción artesanal era lo que había antes de la revolución industrial que, con las nuevas tecnologías y la industrialización, generó el Diseño industrial, una función que hasta entonces no tenía mucho sentido. No se producía pensando en un consumo de masas y la estandarización, condiciones que obligaban a definir con precisión las características de un objeto a producir industrialmente.

En la producción artesanal existían ya algunos procesos más o menos seriados para fabricar algunos productos de consumo generalizado, pero la aplicación masiva de las máquinas es la que provoca un salto radical y la aparición del Diseño industrial buscando una nueva lógica funcional y también una nueva estética.

Los precedentes del Diseño Industrial están en el Racionalismo, en el Grup d’Arquitectes i Tècnics Catalans per el Progrés de l’Arquitectura Contemporània, más conocido por sus siglas GATCPAC y en el breve, pero influyente, Grup R que resaltó el Modernismo catalán como el marco cultural relevante para el Diseño industrial. Creadores relevantes como Antoni Gaudí o empresas como Escofet y Masriera navegaron buscando el equilibrio entre la tradición medieval y la nueva modernidad europea, entre lo bello y lo útil, enlazando el arte y la industria en aquella Barcelona.

Casa Joaquina Vendrell, 1928

El Racionalismo fue un estilo arquitectónico que se desarrolló en todo el mundo entre 1925 y 1965. Probablemente la principal tendencia arquitectónica de la primera mitad del siglo, en la que destacaron Walter Gropius (Staatliches Bauhaus), Ludwig Mies van der Rohe, Le Corbusier, Jacobus Johannes Pieter Oud, Richard Neutra, Rudolf Schindler, Philip Johnson, Alvar Aalto, Eliel y Eero Saarinen, Erik Gunnar Asplund, Josep Lluís Sert, Louis Kahn, Pier Luigi Nervi, Gio Ponti, Kenzō Tange, Lúcio Costa y Oscar Niemeyer.

En Europa se conoce más como “Racionalismo”, pero en el mundo anglosajón se emplea más el término Estilo internacional, que tiene su origen en la exposición organizada por Henry-Russell Hitchcock y Philip Johnson en el Museum of Modern Art de Nueva York en 1932 y en el libro publicado por ambos The International Style: Architecture since 1922. El término “Movimiento moderno” se cita en el libro Pioneers of Modern Movement from William Morris to Walter Gropius, de Nikolaus Pevsner en 1936, con un sentido más extenso e incluyendo a los movimientos de vanguardia como el expresionismo, el cubismo, el futurismo, el neoplasticismo y el constructivismo, considerados por muchos como un “prerracionalismo”

Silla Thonet

El GATCPAC, movimiento surgido en Cataluña en los años 30’s, pretendía modernizar el panorama arquitectónico siguiendo estas corrientes vanguardistas europeas. Josep Lluís Sert, Josep Torres Clavé, Joan Baptista Subirana, Sixte Illescas, Germán Rodríguez Arias y Ricardo de Churruca, fueron miembros destacados hasta el final de la Guerra Civil Española.

El Grup R, movimiento nacido en Barcelona en 1951, surge como reacción a la arquitectura monumentalista de los años de la posguerra española, inspirándose en la actividad del GATCPAC, se mantuvo hasta 1961. Miembros consagrados fueron Josep Antoni Coderch, Josep Maria Sostres, Antoni de Moragas, Josep Pratmarsó, Francisco Juan Barba Corsini, Joaquim Gili y Manuel Valls. También jóvenes emergentes como Oriol Bohigas, Josep Martorell y Manuel Ribas Piera. Se alimentaba del racionalismo y de las corrientes de vanguardia internacionales, así como de los estilos que cuajaron en Cataluña, el modernismo y el novecentismo.

Aunque en Cataluña la industrialización es temprana, la formalización del Diseño industrial se mueve significativamente en la década de los 40’s del siglo XX, aunque no se concretará hasta los años 50’s, con la fundación del Instituto del Diseño Industrial de Barcelona (IDIB).  En 1957, en una cena a la que asistió el arquitecto y diseñador italiano Gio Ponti, Director de la revista Domusn, se gestó la idea y, en la primera Junta Gestora del IDIB, destacaban Antoni de Moragas Gallissá, presidente; Alexandre Cirici, Oriol Bohigas Guardiola o Wifredo Ricard entre otros.

En ese mismo año, 1957, se fundó el International Council of Societies of Industrial Design (ICSID ), hoy sociedad mundial que promueve el mejor diseño en todo el mundo , y rebautizado como World Design Organization (WDO) en enero de 2017, incluyendo más de 140 organizaciones de más de 40 países y unos 150.000 diseñadores. La primera capital internacional, donde se celebró la primera edición del Congreso, fue Estocolmo en 1959.

Todo y así, el IDIB, tras reiteradas demoras, se reconoce legalmente en 1980, cuando se funda el ADI/IFAD, Agrupación de Diseño Industrial acogida en el Fomento de las Artes Decorativas. Aunque ya, en una reunión celebrada en la Cúpula del Coliseum en marzo de 1960, se había constituido informalmente. Su primera aparición pública fue en las Galerías Montesión de Barcelona, en la primera feria Hogarotel, en la que ADI/FAD participó con un stand propio diseñado por Miguel Milá y Rafael Marquina.

Maquinilla de afeitar Filomátic

También nacieron, en 1960, los conocidos DELTAS de ORO, premios con los que, a partir de entonces, ADI/FAD galardonó el mejor diseño industrial del año. Los primeros premios destacaron la variedad: unas vinagreras de R. Marquina, un aparato estereofónico de E. Tous y J. M. Fargas, una Iámpara de pie de Miguel Milá, un triturador de G. Llueles, un carro de té de E. Gil, una lavadora de A. Ricart, una estilográfica de M. Portús, una silla de Moragas, Marquina y Cases…

Tras el Congreso de Venecia del IDIB, 1961, la proyección internacional del Diseño Industrial catalán se intensificó. André Ricard fue nombrado vicepresidente del lCSlD para el Congreso que se celebró en la UNESCO de París en 1963 al que se envió una participación con los Deltas de Oro 1962 que se expusieron en el Museo del Louvre.

En esa tercera edición del Hogarotel, 1963, ADI/FAD ya sometió la concesión de los Deltas a un reglamento y a un Jurado Internacional. Y, en la colección “Panorama actual de les idees” editada por Rafael Dalmau, se publicó también, lo que se podría decir que es el primer tratado sistemático del Diseño Industrial. Santiago Pey i Estrany, en su “Introducció al Disseny Industrial” sintetizó todas las vertientes que intervenían en el ciclo del Diseño industrial.

El Diseño Industrial buscó también una articulación a nivel nacional que se preocupase de promocionar a los diseñadores así cómo, la competencia en los mercados europeos con una cierta independencia económica liberada de onerosos royalties de las industrias extranjeras. La imaginación podía ser una alternativa a las históricas deficiencias estructurales de la industria en España. A partir de 1967, ya fue posible hablar de Delegaciones ADI/FAD en Valencia y Madrid.

Torno Cumbre

Torno Cumbre

Tras el Congreso de Viena, 1965, en el V Congreso del ICSID, que se celebró en Montreal (Canadá), se propuso la celebración del próximo Congreso, el de 1971, en Barcelona e Ibiza. Y, en 1968, la Agrupación de Diseño Industrial trasladó sus oficinas a la calle Brusi, donde instaló una exposición permanente y su centro informativo. También se celebró, en este año, las segundas  conversaciones  de  Diseño Industrial de Valencia y, en el mes  de mayo, la Feria Internacional de Muestras de Barcelona  creó un recinto exclusivo dedicado al  Diseño Industrial: FORMAS, con una selección de objetos expuestos  en la Feria y  en los Salones  monográficos seleccionados por el ADI/IFAD, las Escuela de  ingenieros Industriales y  la Cámara  de Industria y que concedieron premios, entre otros, a  la Exprimidora Braun, al Torno Equipo  Cumbre y  a la Máquina copiadora Olivetti.

Con el auge de las escuelas y el interés de los estudiantes por el diseño, ADI/FAD creó el Primer Ciclo de Crítica Abierta de Diseño Industrial, consiguiendo ampliar la sección de estudiantes dentro de la Agrupación. En septiembre, una amplia delegación de ADI/IFAD participó en el VI Congreso del ICSlD, en Londres, donde se confirmó a la Agrupación de Diseño Española como organizadora del próximo Congreso en 1971, en Ibiza y con una Asamblea previa en Barcelona. A. Ricard fue reelegido como vicepresidente de la Junta Directiva.

El Diseño industrial fue cogiendo velocidad de crucero y alcanzó a las publicaciones periódicas y la prensa de la época. Hacia finales de 1969, “El Correo Catalán” dedicó al Diseño Industrial su suplemento semanal en color. También se preparó un libro de contenido visual con la historia del Diseño recogiendo todos los Deltas otorgados por ADI/FAD. Y un número de la revista “Qüestions d’art”, editada por Estela, salió dedicado íntegramente al Diseño industrial.

Montesa Cota 247

En el año 1970 ADI/FAD ya contaba con 157 socios y cada año se suman entre 20 y 30 nuevos de los que la mitad de ellos provenían de las escuelas de Barcelona dónde ya existían tres escuelas especializadas en Diseño industrial. Ante la no oficialidad de los estudios ADI/FAD creó una comisión mixta para la coordinación de las tres escuelas y el reconocimiento oficioso de las titulaciones.

En el Hogarotel X, 1970, y  dentro del stand FAD, el jurado internacional compuesto por Misha Black, de Inglaterra; Sergio Asti, de Italia y Miguel Milá, hizo constar que basaba su criterio en un diseño que lejos de provocar falsas necesidades, marcara un camino, en el que el objeto por sí mismo asuma un significado semántico y  una carga cultural, de forma que no quede como un instrumento destinado a  atender necesidades físicas o  mecánicas sino, que además pueda incidir en la sociedad provocando una ruptura cultural y  un movimiento de relaciones y emociones.

Máquina de calcular Olivetti

Hoy, en el Museo del Diseño de Barcelona puedes ver una gran parte de esta historia, así como la gran mayoría de los premios Delta de Oro que se han ido concediendo en su recorrido. Pero si lo que te interesa es estudiar diseño en Barcelona, el BAU, Centro Universitario de Diseño de Barcelona realiza el Grado de Diseño en la rama de Arte y Humanidades. La Escuela de Diseño LCI Barcelona es un nuevo campus de la red LCI Education Barcelona. La ESDI, Escola Superior de Disseny, desde 1989 está inscrito a la Universidad Ramón Llull. Elisava es una escuela universitaria de Diseño e Ingeniería para la transformación del entorno urbano. También la Universidad Autónoma de Barcelona tiene un grado de Diseño que se imparte en la EINA (Centro Universitario de Diseño y Arte de Barcelona).

Eso sin contar los numerosos cursos y masters específicos que se organizan en una ciudad que vive el Diseño como algo consustancial y se ha convertido en un referente mundial por su arquitectura o ha sido cuna de incontables diseñadores de prestigio internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s