Myrurgia, fragancia de modernidad

La Barcelona de principios del XX era dinámica y emprendedora cómo pocas de las cosmo-ciudades en el sur de Europa. La década de los 20 estrenaba la primera línea de metro construida por Gran Metroplitá mientras la Barcelona Traction, Light and Power o la Canadenca trazaban líneas de alta tensión que abarataban costes de energía y aprovechaban a gran escala los recursos hidráulicos y Campsa se organizaba en monopolio para controlar los recursos fósiles de un país que empezaba a motorizarse.

Sant Martí era ya el gran distrito industrial de Barcelona sustituyendo al núcleo antiguo. Las artes gráficas, alrededor de Universidad, se expandían cual galaxia de diarios y revistas, mientras se instalaban nuevas industrias y otras se trasladaban buscando edificios nuevos y mejores comunicaciones… Nuevos aires de modernidad y cambio se respiraban en Barcelona.

Esteve Monegal, pedagogo de vocación, fue un empresario del perfume y también un artista noucentista al que se le daba bien la escultura. Nació en una de tantas familias de la burguesía barcelonesa, en 1898, pero no era una familia cualquiera, en su seno no sólo había comerciantes e industriales, también artistas, intelectuales, filántropos y políticos.

Ramon Monegal, su padre anduvo enredado en la creación y gestión de varias empresas del sector químico y, en 1916 fundó Myrurgia, joya que Esteve supo consolidar como la más internacional de la perfumería nacional. Esteve, que a principios de siglo ya publicaba artículos y aprendía a tocar el violín, no tardó en orientarse hacia las artes plásticas y fue uno de los primeros alumnos de la Escola d’Art de Francesc d’Assís Galí.

Estudiando filosofía, hacia 1909 empezó a practicar la escultura y se montó un estudio con Joan Borrell Nicolau, después de haber compartido otro con sus amigos Ignasi Mallol y Francesc Vayreda. Escribir fue otra de sus pasiones.

En 1911 viajó a París para aprender de Clarà y a su regreso se integró en “Les Arts i els Artistes” y se relacionó bastante con el mundo del arte hasta que en 1914 celebró su primera exposición individual como escultor, en el Faianç Català. Fue un no parar y creó el “Projecte d’una Escola d’Artesans de Belles Arts”. En l’Escola d’Estiu impartió la asignatura de Modelado, que también impartió en la recién creada Escola Superior dels Bells Oficis, consagrándose como una de las figuras más destacadas del Noucentisme y un destacado activista del movimiento de renovación pedagógica que acabaría integrado en la Mancomunitat de Catalunya.

Myrurgia fue su proyección empresarial, en 1916 se creó la fábrica de colonias y perfumes. Al año siguiente, Esteve asumió la Dirección general para crear, poco después, el primer perfume importante de la marca “Maderas de Oriente” (1918), encargándose el mismo de la publicidad y presentación de sus productos, aunque buscó la colaboración de prestigiosos artistas como Eduard Jener o Jacob barón de Wilkinson para lograr una calidad excelsa.

Le siguieron creaciones como “Maja” (1918) que incorporaba una línea de jabones, “Joya” (1923) o “Embrujo de Sevilla” (1933). Esta última fragancia ya se elaboró en la nueva fábrica, encargada al arquitecto Antoni Puig Gairalt y que fue construida entre 1928 y 1930. Durante la Guerra Civil, Myrurgia fue colectivizada, pero Monegal se mantuvo al frente del proyecto y, concluida la Guerra, los franquistas le sometieron a un proceso de responsabilidad política, otro de tantos.

Progresivamente fue delegando responsabilidades en la siguiente generación de los Monegal al tiempo que se iba refugiando en la escultura hasta que, en 1970, murió siendo todavía el presidente de la empresa.

Myrurgia también creó líneas para otras firmas, como Adolfo Domínguez, Antonio Miró, Amichi, Don Algodón, o Massimo Dutti entre otros. También era propietaria de empresas satélite como Flamagás, fabricante de encendedores o la firma francesa Doctor Payot, al tiempo que tiene presencia en Alemania a través de marcas como Etienne Aigner.

En el año 2000, cuando ya superaba los 30.000 millones de pesetas en facturación, fue adquirida en un 85% de su capital, unos 10.000 millones de pesetas, por el grupo Puig Beauty & Fashion, otro mito empresarial en el sector de perfumería y cosmética, y otra historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s