Sentido del humor

El sentido del humor inteligente utiliza la ironía y el ingenio para afilar una ocurrencia y hacernos reflexionar con una sonrisa. Pocas cosas dicen más de una persona que su sentido del humor. Y puede que nunca lo hayamos necesitado tanto para relativizar cruda y vulnerable realidad que vivimos.

Lejos de ser un rasgo frívolo de la personalidad, hay investigaciones, cómo la de la Universidad de Viena en Austria, que demuestran que existe una relación directa entre el sentido del humor, las habilidades cognitivas, especialmente la verbal, la inteligencia emocional y la autoestima.

Groucho

Groucho Marx, un mito en esto del humor inteligente,nos dejó muestras imborrables: “A mí las mujeres que solo destacan por su físico no me dicen nada…De hecho no me dirigen la palabra” o “Tengo la intención de vivir para siempre o morir en el intento” De Woody Allen, otro monstruo, os recuerdo estas: “He dejado el alcohol, ¿alguien sabe dónde?” o “Soy lo suficientemente feo y lo suficientemente bajo cómo para triunfar por mí mismo”.

Pero, si hay alguien sobresaliente, para mí es Mark Twain, uno de los principales de la literatura, un tipo preciso, inteligente y con un humor fuera de serie: “El paraíso lo prefiero por el clima; el infierno, por la compañía”. Aunque seguramente te suene más esta tan actual: “Un banquero es un señor que nos presta un paraguas cuando hace sol y nos lo exige cuando empieza a llover”.

No es gratuita ya que Twain acabó arruinado por su mal ojo para los negocios. A veces inteligente tiene poco que ver con listo, y el famoso autor de “Las aventuras de Tom Sawyer” no acertó con sus inversiones y se pulió su fortuna entre desatinos, pero sin perder nunca su buen humor: “¿Por qué nos alegramos en las bodas y lloramos en los funerales? Porque no somos la persona involucrada”

Mark Twain

En política, aunque empezó con ideas imperialistas, se convirtió en un radical defensor de los derechos de la mujer, el movimiento obrero o la abolición de la esclavitud. Cómo activista que nos dejó perlas cómo: “Cada vez que se encuentre usted del lado de la mayoría, es tiempo de hacer una pausa y reflexionar” o “Nunca he permitido que la escuela entorpeciese mi educación”. Aunque quizá me quedaría con esta última, paradigma de nuestra insistencia en tropezar con la misma piedra: “Dejar de fumar es fácil. Yo ya lo he dejado unas cien veces”.

Cómo dijo Nietzsche: “La potencia intelectual de un hombre se mide por las dosis de humor que es capaz de utilizar”. El sentido del humor positivo está también vinculado a la gestión del estrés, a la flexibilidad mental y a la creatividad. Y la risa multiplica la dopamina en el cerebro, un neurotransmisor esencial en los mecanismos neurales para el aprendizaje. Por otro lado, el estilo más negativo, cómo el sarcasmo, la ridiculización o la burla se asocian con ánimos más decaídos y tendencia a la depresión.

Así que ya sabes, amor y humor, dos ingredientes para que tu vida no deje de tener sentido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s