Von Dutch, maestro cafetero

Los “caferacers” y sus mecánicos artesanos les metían mano a las BSA, Norton, AJS, Triumph…para hacerlas más rápidas, más ligeras…, pero cuentan que este hombre, Von Dutch, fue pionero en coger una moto y reinterpretarla bajo un concepto artístico. Y creó escuela, pura tendencia.

Empezó en un taller de motos bajo el fantástico sol californiano y pronto empezó a restaurar motos haciendo unas rotulaciones tan exquisitas que le hicieron famoso. Por sus manos pasaron muchas Harley de California, hasta Steve McQueen, entre otros, le dejó alguna de sus motos para personalizarla.

Otra de las aficiones de Von Dutch era montar motocicletas aprovechando elementos de otras. Una de sus creaciones más inéditas es esta XAVW, ejemplar con motor Volkswagen sobre un chasis de la Harley XA militar. La horquilla, guardabarros, asiento y faro son de una Moto Guzzi de 1951, los silenciosos parecen de una  Triumph y el tanque para gasolina es el de una Honda CB450 de los 60’s sobre el que completó su obra gráfica. Eso sí le puso el anagrama de VW, alguno tenía que ponerle y podía elegir.

La primera impresión es que es una moto-frankestein, pero Von Dutch, mecánico de motos, fabricante de piezas de metal y sobre todo, un artista polivalente, fue el creador de la conocida técnica del pin-striper, consistente en realizar sobre tanques de motocicleta, salpicaderos y carrocerías de autos, líneas delgadas en solo trazo con las que se crean complejos entramados. En fin, hacia muchas cosas, pero chapuzas ninguna.

La XAVW, creada en 1966, es una obra maestra de la ingeniería con los 1500 cc de motor en sus cuatro cilindros bóxer, una configuración la dota de un centro de gravedad realmente bajo y una suavidad digna de 4 tiempos alemán de escasos 36 CV. Tuvo que quitar el embrague y la unidad de transmisión de la XA para instalar el motor de VW. Además, tuvo que modificar los tubos del bastidor, crear un adaptador de transmisión y acortar el eje de accionamiento para conectarlo a la línea de la unidad de XA, de la que mantiene el embrague. Quizás te parezca difícil, pero para nada es fácil.

Cuentan, que su descubridor y propietario, Mike Wolfe, estrella de American Pickers, una especie de Cazadores de Tesoros en México,  y John Parham, presidente del Museo Nacional de la motocicleta en Anamosa, Iowa, cooperaron para exponer esta maravilla junto a otros artefactos del propio Von Dutch que tenia el Museo. Y la plantaron allí, con sus telarañas tejidas por el tiempo, sus manchas de aceite y su  grasa rancia, con todo el valor que tienen las restauraciones originales sin retoques de cromados, repintados y demás.

Esta rara avis del universo de las dos ruedas, se está revalorizando como la espuma tres varias subastas en el Museo del Automóvil Petersen en Los Angeles, meca de transformaciones con el sello de marca Von Dutch, un maestro cafetero y transformador que está causando furor a medida que se le va conociendo más en el mundillo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s