Secretos y mentiras del coche eléctrico

Parece que la apuesta por el coche eléctrico es inapelable. Tras una carrera irresponsable que empezó con la revolución industrial, los humanos hemos llenado el planeta de vehículos contaminantes para desplazarnos compulsivamente más rápido de aquí para allá, para transportar comida y todo tipo de mercancías que hemos fabricado como si los recursos del planeta fuesen infinitos, sin el menor cuidado en contaminar el aire, los ríos y los océanos para alimentar un consumismo irreflexivo y egoísta.

Ahora, presionados por los síntomas de agotamiento de un planeta enfermo que se rebela contra nosotros, buscamos energías alternativas que nos permitan seguir haciendo lo que hemos venido haciendo desde entonces, construir coches, mantener el negocio y el modelo consumista, que no pare el crecimiento, pero que parezca sostenible.

Cómprate un coche eléctrico y deja de contaminar, se socialmente responsable y súmate a las cero emisiones que no tienen restricciones municipales y no paga peaje en las autopistas… Y nosotros, acostumbrados a devorar fak news, con el pensamiento crítico atrofiado y ávidos de movilidad y velocidad, nos subimos a la nueva moda, creyéndonos más verdes que el increíble Hulk.

Pero hay científicos que pregonan en el desierto, como Cristoph Buchal de la Universidad de Colonia, al que el Instituto Ifo de Munich le publicó un estudio en el que demuestra que los vehículos eléctricos tienen emisiones de CO2 significativamente más altas incluso que los coches con motores diésel que tanto hemos demonizado

Para la construcción de un vehículo eléctrico se erosiona seriamente el planeta y se gasta una ingente cantidad de energía para la extracción y el procesamiento de litio, cobalto, manganeso y otras materias primas que son imprescindibles para las baterías, un elemento que debe ser repuesto con una frecuencia importante. Son emisiones muy importantes que debemos contabilizar por cada kilómetro recorrido. De la misma manera que debemos incorporar las que provienen de la fabricación de todos los elementos del vehículo: motores, ruedas, asientos, cristales y demás accesorios, aunque estas lo son tanto para un eléctrico como para un vehículo por combustión térmica.

Como también debemos incorporar, a los costes por kilómetro, la contaminación que supone el desballestamiento y reciclaje de las partes del vehículo una vez finalizada su vida útil. Pero en el caso de los vehículos eléctricos, tenemos las emisiones altamente venenosas que se producen si se incendia una batería de litio tras un accidente, por no hablar de los costes de su extinción que puede durar muchas horas utilizando equipo y recursos muy especiales y bastante caros.

Con Tesla como líder de la movida y las demás marcas, sin excepción, la persecución del beneficio caiga quien caiga, ha empujado a la construcción de incontables gigafactorías, enormes instalaciones de producción de pilas con economías de escala rentables para el aparentemente nuevo coche limpio. El nuevo negocio desprecia también la explotación insana de muchas personas o la expropiación del territorio de pueblos indígenas que han tenido la mala suerte de tener en sus tierras estas materias primas tan imprescindibles para nuestros coches, Smartphones y demás electrónica de consumo altamente irresponsable.

Los políticos, conscientes o no de los peligros y consecuencias, siguen como siempre, como simples marionetas movidas por los hilos de una industria insostenible dirigida por codiciosos poseídos por el enriquecimiento compulsivo, mientras alternativas limpias como el motor de agua o el hidrógeno siguen en subinversión o directamente encubiertas por amenazar seriamente al beneficio de las grandes corporaciones de la movilidad irresponsable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s