Manipulando, futuro imperfecto

El cambio, en estos tiempos, te sorprenderá cada día más rápido, más salvaje. ¿Crees que el nuevo super-negocio es la robótica aplicada, la alimentación vegana o proteínas por gusanos, la movilidad autónoma y alternativa…? Para nada, somos las personas.

Hoy somos la mercancía de los gigantes tecnológicos que mueven el actual mundo virtual. Nuestros datos valen mucha pasta y nuestros derechos digitales como un pimiento, más o menos. No, no leímos los términos y condiciones de la letra pequeña. Y no, no era exactamente gratis.

Hoy lo normal es navegar por internet con Google y tirar de WhatsApp…, si te expones un poco más te metes en el descuidado Facebook, o quizás encuentres práctico comprar por Amazon…, cada día más nuestro rastro digital es mayor, millones de datos se acumulan en las potentes plataformas tecnológicas y redes sociales que usamos cada día. Y hay quién está dispuesto a pagar por ellos una cantidad indecente.

A veces, incidentes o accidentes dejan ver el poder oculto, pactos secretos, sofisticadas manipulaciones. Assange o Snowden nos mostraron, entre otras cosas, como nuestros gobiernos nos espían masiva, impunemente, a través de nuestros móviles, de nuestros inteligentes altavoces, nuestros correos… No, no se me ha ido la olla a la paranoia, verás.

Piensas en poder total e imaginas grandes gobiernos, poderosas multinacionales, megabancos, organismos internacionales… Pero han existido y hay, organizaciones discretas, hasta el punto de no existir formalmente que, más que acumular muchísimo poder, son el poder. Son no-organizaciones, sin jerarquías ni organigramas públicos, potentes redes sociales basadas en pactos de sangre, juramentos y lealtades incondicionales, en el secreto y el silencio.

¿Te suena a historias de masonería? Las hay en varias dimensiones, con un grupo muy reducido en la cúspide, como las redes mafiosas y del crimen organizado, las poderosas fraternidades cristianas en Norteamérica y Europa, o tipo Club de Bilderberg, más financiera y atea. Estas no-sociedades “eligen” más políticos y cargos clave que las urnas y los procedimientos objetivos y transparentes. Amigogramas prostituyendo organigramas, que mala costumbre.

De repente, todos estos grandes manipuladores sociales se toparon con un socio inesperado. Saltó a la luz pública con el caso de la empresa Cambridge Analityca, en las elecciones a la Presidencia de EEUU que ganó Donald Trump. Y después se repitió con el Brexit. Tremendo, torcieron dos procesos de votación estatal en las principales democracias, pudieron hacerlo y lo hicieron, increíble no, lo siguiente.

Los algoritmos y el tratamiento masivo de datos, más o menos el Big Data, han encontrado a un aliado, incipiente pero tan superdotado como peligroso, la Inteligencia Artificial (IA). No podrás imaginar lo que se puede sofisticar la manipulación con millones de datos disponibles: amistades, relaciones, compras, gustos, miedos, limitaciones…, hasta el estado emocional a tiempo real con emoticono incluido. La incipiente IA está en los móviles pero también en el transporte, en los hospitales…Quizás pienses ¿Y a mí qué?

En este caso, Cambridge Analityca, integrada en el equipo de campaña de Trump, analizó millones de datos “pillados” de Faceboock, suficientes para crear perfiles psicológicos, modelos de comportamiento. Pudieron identificar a las personas “influenciables” y, concluyeron que, si se concentraban todos los esfuerzos en tres estados, en solo unas decenas de miles de estos electores influenciables, con la propaganda adecuada, podrían dar la vuelta a las muy negativas encuestas. Y lo hicieron, inyectando en internet propaganda tóxica del impresentable ideario Trump, videos, memes…, la red se encargó de distribuirlos y amplificarlos hasta los destinatarios objetivo, así de fácil, con la información que los votantes regalaron a un tercero.

Mientras nosotros andamos narcotizados, perdidos en nuestra sofisticada y cómoda vida de consumo, imagen y postureo, los mega-ricos, las poderosísimas no-organizaciones, los gobiernos y políticos más influyentes creen poder utilizar la IA en su propio beneficio, para manipularnos más y mejor, les parecerá que aprietan poco.

Pero la IA no es su instrumento, en relativamente poco tiempo, los humanos simplemente les serviremos para poco. No se puede controlar a una inteligencia superior en aprendizaje exponencial, luego seremos controlados por ella. Cada día seremos más complemento que pieza valiosa de un sistema que aparentemente tiende a paradójica distopía. Los grandes manipuladores serán manipulados por su propio invento para manipular.

Cada día parece más probable la mutación, en pocas décadas, hacia un sistema nuevo, con una nueva elite de nuevos sapiens-tecnología, ciborgs de cuidado diseño genético y difuminadas barreras entre biología y altas prestaciones tecnológicas, hiper-conectados con infinidad de máquinas inteligentes vinculadas a una super-inteligencia. ¿Quizás una única conciencia?

El que no esté conectado a la Inteligencia será un paria, un sin techo del nuevo mundo supra-inteligente. En un probable mercado biónico, las capacidades adicionales determinarán las nuevas castas de super-humanos, hasta el club top, el de los preparados para convertir la nueva especie en intergaláctica si en nuestro colapso, el del ultimo imperio sapiens, arrastramos al planeta y hay que abandonarlo.

¿Seremos los limitados sapiens originales unas tristes mascotas de nuestra máxima creación, un suvenir de la primitiva inteligencia? ¿Cómo en una suerte de Matrix, existirá un mundo biotecnológico feliz, en una realidad inducida y controlada por una inteligencia superior que pudo arreglar la que los humanos habíamos liado? ¡Vaya!, ¿habremos creado a Dios? Que inquietante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s