Sueño, luego diseño

Barcelona ha tenido una temprana pasión por el arte y el diseño. Su luz, su carácter mediterráneo, su mirada vanguardista…, inspiró también a los diseñadores industriales. La ciudad condal fue el principal foco creativo y productivo de la península durante todo el siglo XX. La motocicleta y el automóvil han sido objetos sofisticados para el diseño y han tenido afortunadas realizaciones.

Montesa Impala, diseño de Leopoldo Milà

En los 60, Leopoldo Milà,  que también diseñaba mobiliario, logró premios al diseño para Montesa con la Impala y la Cota 247, dos modelos legendarios. El creador barcelonés, de reconocimiento internacional, fundó dos empresas de diseño: Polinax en los 70,s y DAE, Diseño Ahorro Energético, en los 80,s.

Pero en esta década de los 50,s hubo un auténtico mago, un pionero del diseño de automóviles, el artista carrocero Pedro Serra (1926-2017). Serra fue el primer gran diseñador de coches, empezó en la Barcelona de los 50,s y  hasta mediados los 70,s  anduvo enredado en celebrados diseños, especialmente deportivos, para las principales marcas del mundo mundial.

Este barcelonés fue un artesano autodidacta, perfeccionista, detallista y muy original que trabajaba directamente, martillo en mano, modelando sus diseños de carrocerías probablemente sin planos pues se desconocen dibujos suyos. Un genio de aquellos que rara vez nos regala la naturaleza.

Aquí en España nos dejó varias joyas, empezando por microches como el Biscuter o el Clúa, las siete versiones del megadeoportivo Pegaso Z-102, alguna que otra reconstrucción y diversas y aplaudidas colaboraciones con Seat.

Serra lo mismo reinterpretaba una carrocería sobre un chasis viejo que diseñaba versiones para bastidores nuevos de las principales marcas. También se le podía pedir una réplica o cualquier otro proyecto que se pudiese imaginar y pagar.

Rolls-Royce reinterpretado por Serra

En 1959 modificó la carrocería de un Rolls-Royce Silver Wraith transformándola en una tipo coupé, la puedes ver en el Museo de la Automoción de Salamanca. Para Renault y Citroën hizo algunos trabajos geniales con modelos de gama baja, Para Ford y Dodge…, en fin, inagotable.

Parte de la huella que el diseño ha ido dibujando en Barcelona la puedes descubrir en el Museu del Disseny de la Plaça de les Glòries que comparte edificio con Foment de les Arts i el Disseny (FAD) y el Barcelona Centro de Diseño (BCD), instituciones pioneras en la promoción y el desarrollo del diseño en Cataluña. Además, se han instalado en Barcelona la escuela Elisava y el Instituto Europeo de Desing (IED) que forman diseñadores.

Pero en automóviles, SEAT es referente y leyenda. En su Centro de Diseño de Martorell 250 diseñadores trabajan bajo la dirección de Alejandro Mesonero-Romanos en unas  modernas instalaciones de 5.600 metros cuadrados, marcando territorio.

Porque Seat no está sola, marcas como Volkswagen, Volvo o Renault han diseñado modelos aquí y también se han instalado firmas de prestigio como Geely o Rücker Lypsa entre otras.  El diseño automovilístico barcelonés está de moda y la expansión de las nuevas marcas parece una oportunidad sobre ruedas que inspirada en Serra regresa al futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s